Dos años de trancones tendrán que aguantar los bogotanos por obras viales

https://i2.wp.com/s3.amazonaws.com/elespectador/files/images/055e40b373a3e53d6aa060455f03dc61.jpg

El IDU tiene 125 frentes de trabajo a los que se sumarán las intervenciones de la Fase III de TransMilenio a finales de octubre de este año y las 45 obras del Grupo I de Valorización en 2009.

Así lo anunció ayer el alcalde Samuel Moreno tras señalar que hasta este momento la entidad ha adelantado intervenciones en 622 kilómetros de vías de la capital (3.225 cuadras), casi la misma distancia que existe entre Bogotá y la población de Mocoa, en el Putumayo, y ha invertido más de 250 mil millones de pesos.https://i2.wp.com/proyectos.elespectador.com/elecciones/wp-content/uploads/2007/10/samuel-moreno-365.jpg

Con los 125 frentes de obra que están operando en este momento -señaló el Alcalde- “esperamos mejorar las condiciones de movilidad en los puntos más críticos de la ciudad. Estas nuevas intervenciones abarcarán un total de 1.708 cuadras. Además se taparán 3.183 huecos”.

En todos los puntos cardinales

Algunas de las obras más importantes del norte de la ciudad están ubicadas en las siguientes vías:

Calle 170, entre carreras 7 y 59.

Calle 134, entre la Autopista Norte y la carrera 19.

Calle 106, entre carreras Séptima y 15.

Autopista Norte, entre calles 80 y 170.

Avenida 9, entre calles 116 y 147.

Calle 72, entre la Avenida Caracas y la carrera 112.

Avenida Agoberto Mejía, entre la Avenida de las Américas y la carrera 42 sur.

Vía Sierra Morena.

Avenida Boyacá, entre calles 26 y 80.

Avenida calle tercera, entre carreras 30 y 68.

Avenida Américas,entre NQS y carrera 50.

Avenida Primero de Mayo, entre Agoberto Mejía y tercera este.

Avenida Villavicencio, entre Boyacá y Agoberto Mejía.

Calle 6, entre 30 y 68.

Para mitigar al máximo el impacto en la movilidad, la Secretaría de Movilidad diseñó varios planes de cierres viales, señalización y desvíos.https://i1.wp.com/elturbion.modep.org/drupal/files/images/P7270014.JPG

El IDU, por su parte, rehabilitó las vías aledañas a los puntos intervenidos para que la circulación de vehículos fluya con facilidad.

Adicionalmente, instaló polisombras (vallas de protección) en las áreas que están siendo intervenidas.

“En todos los frentes estamos desarrollando el mismo protocolo de desvíos que se adelantó antes de iniciar las obras de la calle 170, en la localidad de Usaquén”, anotó Liliana Pardo, directora del IDU.

A pesar de la magnitud de las intervenciones en este punto, agregó la funcionaria, “la movilidad no ha sido tan crítica, pues los planes se diseñaron con varios meses de anticipación y contaron con la colaboración de los residentes del sector. Así se está haciendo con todos los demás”.

De acuerdo con el cronograma de la entidad, y para mantener el actual nivel de ejecución, a medida que se van culminando las intervenciones en un punto, nuevos frentes de trabajo inician labores en otros sectores.https://i0.wp.com/www.diariocorreo.com.ec/imagenes/2008/05/ciudad1114.jpg

Adicionalmente, y dependiendo de si el sector a intervenir es comercial o residencial,los contratistas podrán extender sus jornadas de trabajo al horario nocturno.

En el caso de las obras de rehabilitación la calle 106, entre carrera Séptima y 15, por ejemplo, las intervenciones se adelantarán durante 16 horas continuas. “La idea es entregárselas a la comunidad a mediados de octubre próximo, tratando de incomodar lo menos posible a los residentes”, afirmó el Alcalde Mayor.

En la calle 106 se busca mejorar la movilidad en uno de los puntos más caóticos de congestión vehicular del norte de Bogotá, y en la localidad de Kennedy se repara la vía Agoberto Mejía, el corredor vial por donde se transportan alimentos y víveres para la plaza más importante del país: Corabastos.https://i2.wp.com/www.nordestealdia.com/noticias/corrientes/0000/00/fotos/chicas/2007-11-29-bacheos.jpg

Solo en estas dos intervenciones (que suman 2,5 kilómetros) la Administración invertirá 2.600 millones de pesos y 9 mil millones de pesos, respectivamente.

Bogotá cuenta con 15.408 kilómetros-carril de malla vial, correspondientes al 50% de las vías de la Nación.

Recomendaciones para sobrevivir a los trancones

Además de paciencia, la Administración le pide a la ciudadanía atender la señalización ubicada en la vía. Allí aparecen los principales desvíos y se sugieren rutas adicionales. De todos modos, funcionarios del IDU y policías de tránsito ayudan a controlar la movilidad en los puntos más críticos para mitigar el impacto que causan las intervenciones.https://i1.wp.com/www.bahiablanca.gov.ar/prensa50/fotos/operativo06.jpg

Las autoridades también invitan a utilizar menos el carro particular (o en su defecto compartirlo con familiares, vecinos y compañeros de oficina), privilegiar el uso del transporte público o los medios alternativos como la bicicleta o incluso caminar.

Los ciudadanos también pueden rediseñar sus rutas de desplazamiento por la ciudad tomando vías alternas diferentes a las sugeridas por las autoridades o los tiempos, que sin duda se incrementarán a causa de los trancones que causan la intervenciones viales.

Octava Tribuna

Anuncios

Una respuesta a “Dos años de trancones tendrán que aguantar los bogotanos por obras viales

  1. Trancones, trancones y mas trancones, bah!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s