Guerra a la guerra – Prensa a la prensa

Si bien es cierto, Carlos Pizarro León – Gómez, propuso una guerra contra la guerra, como un mecanismo para derrotarla en el momento en que ésta, se encontraba en su total plenitud, a mí se me ocurre al escribir estas líneas, que estamos en el momento preciso para hacerle prensa a la prensa.

Llevamos décadas manifestándonos contra los medios masivos de comunicación, y contra el terrorismo mediático que ellos ejercen; pero pienso a mi manera de ver, que no hemos enfrentado en franca lid, una lucha verdadera para debilitar la estructura orgánica de los grandes medios.

Creo que no hemos sabido aprovechar los espacios que la misma tecnología ofrece, para crear y fortalecer una inmensa red de comunicación, que abarque más allá de nuestros mismos espacios. Telesur es una alternativa hoy en cuanto a televisión se refiere, también puede serlo este espacio donde nos reunimos a escribir varios blogueros del mundo revolucionario; pero a futuro, ¿Será que lograremos fortalecernos?

Pienso que hemos sido muy tímidos frente a los grandes medios de comunicación de la ultra derecha. El terrorismo mediático que ellos profesan, no se ha puesto como debe ser, en el tapete de la discusión pública, bueno, por lo menos eso pienso en el caso colombiano, donde los grupos económicos tienen control total sobre los medios de comunicación.

Parece que no hemos educado lo suficiente a nuestra comunidad, frente al peligro que representan esos medios.

La población sabe lo lesivo que son esos medios aquí en Colombia, caso CARACOL y RCN a nivel radio y televisión; pero quienes tienen la responsabilidad histórica por administrar el liderazgo que el pueblo les ha dado, no han sido claro ni contundente en ningún escenario, frente a esas cadenas comunicadoras.

Tal vez esa doble moral frente a estos medios por parte de nuestra dirigencia de la oposición, se debe a que existe un temor a ser anulados políticamente, por estas empresas que controlan el espacio radioeléctrico del país.

El año anterior, durante la marcha del 6 de Marzo a favor de las víctimas del terrorismo de estado en Colombia, a un compañero y a mí, se nos ocurrió comprar papel periódico y marcadores en una miscelánea del centro de Bogotá, e improvisamos una pancarta que decía al pie de la letra: “NUESTRA MARCHA ES CONTRA CARACOL Y RCN”

No miento al decir, que fue quizá una de las pancartas entre miles, que más llamó la atención de muchas personas en la marcha y de algunos comunicadores que acompañaron la protesta ciudadana. A la gente le gustó al tiempo que despertó curiosidad, pues era una pancarta distinta entre muchas. Ahí creo que le hicimos prensa a la prensa, porque creamos un pequeño aunque efímero debate frente a esos medios que nos tienen en guerra.

Por eso creo que es hora de ir haciendo campaña en contra de esa política sucia que emplean algunos colegas, para congraciarse con el régimen que gobierna a Colombia.

Creo que estos espacios y cualquier medio alternativo, es propicio para generar una campaña de rechazo contra el terrorismo mediático; pero con nombre propio de sus protagonistas. No podemos andar por las ramas sutilmente, mientras ellos manipulan a sus anchas a la opinión pública.

Es el momento de nombrar a las cosas por sus nombres. Por ejemplo, a esas dos modelitos que tiene RCN Claudia Gurissati y Vicky Dávila, hay que llamarlas TERRORISTAS de la misma forma que el Gobierno llama a quienes tratan de desestabilizarlo, porque si un individuo es terrorista por colocar una bomba, también tiene que serlo aquel que tergiversa la noticia, para obtener, beneficios a favor de terceros como resultado de la postura de la bomba.

Ellas son las “Caza bobos” que tiene el sistema a través de RCN, para fomentar la guerra entre países hermanos y entre colombianos. Y si ellas no son profesionales, tampoco pueden ser tratadas como tal.

No sé quién pudo ver la entrevista que Vicky Dávila hizo al Comandante Chávez, hace unos días. Se vio más a una emisaria del Gobierno colombiano cuestionando las políticas del Comandante, que a una periodista haciendo un trabajo profesional.

Ellas son solo dos, de los cientos de falsos comunicadores que propician la guerra en Colombia y contra otros países; pero no nos atrevemos a enjuiciarlas. La irresponsabilidad de esas niñas haciendo sus programas de opinión, le ha puesto más muertos al conflicto en Colombia que los puestos por la guerrilla colombiana, sin exagerar.

Sus comentarios, sus opiniones incitan a la violencia, incitan a la guerra, por eso creo que es hora de irlas enjuiciando popularmente para que respondan a la historia y al País, por la sangre que se ha derramado por culpa de la forma irresponsable como ejercen terrorismo mediático.

En conclusión, mi propuesta es a levantar la voz públicamente, usando las pocas herramientas que tenemos, señalando con nombre propio a quienes hacen terror desde los medios de comunicación, haciendo prensa a la prensa para que de esta manera, no sigan Golpeando La Voz de los Pueblos.

Por: Octavatribuna/Editorial

Anuncios

2 Respuestas a “Guerra a la guerra – Prensa a la prensa

  1. DE TODAS FORMAS LA REVOLUCION BOLIVARIANA TRIUNFARAAAAA

  2. ESAS VIEJAS SON UNAS ARPIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s