Elecciones en Chile, a segunda vuelta

Candidatos presidenciales de Chile, Elecciones 2.009

Urnas electorales en Chile

La puja por la Presidencia está entre el multimillonario Sebastián Piñera y el ex presidente Eduardo Frei. El primero tiene ventaja en votos. El multimillonario opositor de derecha Sebastián Piñera habría vencido en la elección presidencial del domingo en Chile, pasando con un amplio margen a un balotaje en el que podría terminar con casi dos décadas de gobiernos de la centroizquierda en el país.

Un pronóstico de Canal 13 y Universidad Católica otorgó a Piñera un 44 por ciento de los votos, lo que lo llevaría a una segunda vuelta con el postulante del oficialismo, el ex presidente Eduardo Frei, que habría obtenido un 30 por ciento. El cálculo es similar a un conteo rápido de la Radio Bío-Bío, que dio a Piñera -un empresario con una fortuna de 1.000 millones de dólares según Forbes y que propone más incentivos al sector privado- un 43,9 por ciento de las preferencias y un 31,5 por ciento a Frei.

El bloque Concertación ha gobernado Chile desde 1990, tras la dictadura de 17 años del general Augusto Pinochet, quien murió en el 2006. Un triunfo de Piñera en el balotaje marcaría el regreso de la derecha al poder por primera vez desde la dictadura, con la que colaboró. “Necesitamos renovación. Por eso voto por Piñera. Creo que luego de 20 años, él lo puede hacer mucho mejor que la Concertación”, dijo Silvia Estrada, una dueña de casa de 42 años que votaba en la acomodada comuna de Las Condes, en la capital.Presidenciales de Chile, Elecciones 2.009

Pasadas las 16.00 horas (1900 GMT) comenzó el escrutinio de las primeras mesas que se habían constituido a las 07.00 horas para los sufragios, en los que también se renovará parcialmente el Congreso de senadores y diputados. No hubo proyecciones inmediatamente para el independiente Marco Enríquez-Ominami, hijo de un ex guerrillero asesinado durante la dictadura de Pinochet, ni para el candidato Jorge Arrate, un ex miembro de la coalición que gobierna el país.

Con ojos en segunda vuelta

La presidenta Michelle Bachelet, quien entregará el poder el 11 de marzo del 2010, es la mandataria más popular en los Gobiernos de la Concertación -que dio prosperidad al país pero que se ha desgastado-, aunque su alta aprobación ciudadana no ha logrado ser traspasada a Frei. “Todos sabemos que va a haber una segunda vuelta así es que esta primera vuelta va a ser muy importante, pero sin duda tendremos una nueva jornada (…) donde finalmente se elija al presidente de la República”, dijo Bachelet después de votar.

Piñera votó la mañana del domingo en un céntrico colegio de Santiago luciendo una camisa celeste sin corbata y acompañado por su esposa en un bullado ingreso al centro electoral. “Lo más importante, un mensaje de esperanza para todos los chilenos: vienen tiempos mejores y muy especialmente para tantos que yo he visto con mis propios ojos, los que más necesitan de un buen Gobierno”, dijo después de votar.

Unos 8,28 millones de votantes estaban inscritos para las elecciones del domingo en Chile, la economía con menor riesgo crediticio en América Latina. Frei, de 67 años y quien gobernó entre 1994 y el 2000, ha dicho que seguirá adelante con los planes de protección social que impulsó Bachelet para los chilenos de menores ingresos que buscan achicar una de las brechas más amplias entre ricos y pobres en América Latina, pese a la prosperidad del país.
“Hoy día definimos el futuro del país. Aquí lo que se define son dos maneras, dos visiones de Chile. Nosotros no queremos saltos al vacío, ni queremos volver al pasado. Queremos un Gobierno que se preocupe por la gente”, dijo Frei a periodistas tras sufragar en la sureña ciudad de La Unión. Para los chilenos, ya acostumbrados al balotaje, la segunda ronda se anticipa como un enfrentamiento duro en que la Concertación deberá esforzarse por captar parte de los votos de Enríquez-Ominami, que al igual que los del candidato Arrate, fue alguna vez miembro del pacto oficialista.

Aunque la izquierda no ha dado su apoyo en las elecciones previas abiertamente a la coalición, sí ha dejado a sus votantes en libertad de acción y el porcentaje de sufragios se ha traspasado casi matemáticamente en favor de la Concertación en la segunda vuelta. La izquierda agrupada tras Arrate ha insistido en llegar a un pacto que frene las opciones de Piñera en segunda vuelta, mientras que Enríquez-Ominami insiste en que él es la mejor opción para enfrentar a la derecha en un balotaje.

Con información de Reuters – El Espectador

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s